Con un mercado paralelo que continúa con operaciones muy escasas y de menor monto cuando se realizan, la única referencia concreta que queda para el valor del dólar surge del precio de los títulos públicos.